"El idioma de las ciencias de la salud"

cirrosis de Laënnec

De Diccionario Académico de la Medicina
Revisión del 12:07 27 may 2013 de Ycacostar (discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar
cirrosis de Laënnec
Rae.JPG  Wikipedia.JPG  Googlebooks.JPG
  1. f. Patología. Fibrosis del parénquima hepático con formación de nódulos, causado por inflamación aguda o crónica del hígado por abuso en el consumo de alcohol. Los síntomas son: anorexia, fiebre no muy alta (menor a 38,3 C°), fatiga, náusea, emesis, diarrea y dolor abdominal. Entre otros signos se encuentra hepatomegalia e ictericia, aumento de aminotransferasas (transaminasas) AST y ALT (siendo la concentración de AST una o dos veces mayor a la de ALT). Se ha calculado que la cantidad de alcohol necesaria para desarrollar cirrosis es de 80 g diarios de etanol (que equivale a 8 cervezas de 360 ml, 1 L de vino o 250 ml de licor de cualquier tipo: aguardiente, ron, vodka, etc) durante 20 años. Sin embargo, el riesgo de incidencia aumenta considerablemente desde los 40 a 60 g de consumo diarios. Es de resaltar que el desarrollo de la cirrosis alcohólica depende de la cantidad de alcohol ingerido y no del tipo de bebida ni la forma de consumo. Predomina en los varones y se observa usualmente a partir de los 50 años, aunque las mujeres tienen una mayor tendencia a desarrollarla que los varones que consumen la misma cantidad de alcohol.

    Laënnec, René


    (Nació el 17 de febrero de 1781 en Quimper; murió el 13 de agosto de 1826 en Kerlouan.)

    Médico francés. Su madre murió cuando solo tenía 5 años y fue criado por su tío Guillaum François Laënnec, entonces decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nantes. Allí, en Nantes, con tan solo 14 años ayudaba a curar a los enfermos y heridos en el Hôtel Dieu y a los 18 ya se desempeñaba como cirujano (de “tercera clase”) en el Hospital Militar de Nantes. En 1801, decidido a estudiar medicina, partió rumbo a París. Allí ingresó a la Escuela de Medicina de la Universidad de París, donde se entrenó con varios de los más grandes médicos franceses, entre ellos Xavier Bichat, Guillaum Dupuytren, Jean Nicolas Corvisart y Gaspard Laurent Bayle. Obtuvo el título de médico en 1804, época en la cual ya estaba enfermo de ptisis. Su enfermedad respiratoria se complicó debido a que muchos de sus pacientes padecían tuberculosis y aún muchos de sus más allegados murieron de la misma. En 1816 sucedió a su amigo y maestro Bayle como jefe de servicio en el Hôpital Necker, donde ahora estaba a cargo de 100 camas. Durante su estancia allí diseñó el estetoscopio, que originalmente también solía llamar “el cilindro”. Fue él el primero en aplicarlo para el diagnóstico de varias enfermedades pulmonares y que afectan al corazón, principalmente. Además, estudió la relación entre los signos clínicos presentes en enfermedades cardíacas y respiratorias, y los hallazgos anatomo-patológicos en la necropsia de sus pacientes. Son numerosas las lesiones que caracterizó en sus descripciones, entre ellas: bronquiectasias, enfisema pulmonar, edema e infartos pulmonares, neumonía lobar, gangrena pulmonar, neumotórax, pleuresía, tuberculosis pulmonar y el compromiso tuberculoso de otros órganos, entre ellos el de las meninges. Se adelantó en más de medio siglo en reconocer que los tubérculos y el exudado gelatinoso y gaseoso correspondían a la misma enfermedad y no a dos distintas, como se creía entonces, y postuló a los tubérculos como la lesión típica de la tuberculosis. Se dio cuenta, sin usar el microscopio, que el contenido de un exudado podía transformarse y tomar diferentes formas. Su principal obra fue De l'auscultation médiate ou traité de diagnostic des maladies des poumons et du coeur fondé principalement sur ce nouveau moyen d'exploration (1819), un texto que escribió en dos tomos y que marcó el desarrollo inicial de la neumología moderna, en definitiva un clásico de la medicina. Esta obra fue traducida al inglés en 1821. Hubo una segunda edición en 1826 (en la que describió la cirrosis por la que es recordado) y las ediciones en 1831 y 1837 fueron terminadas después de su muerte (todas ellas en francés). En vida obtuvo varias menciones de honor, entre las que destacan haber sido elegido miembro de la Académie Nationale de Médecine en 1823 y la Orden de Chevalier de la Legión de Honor en 1824.
    Da origen a: cirrosis de Laënnec.