"El idioma de las ciencias de la salud"

Gajdusek, Daniel Carleton

De Diccionario Académico de la Medicina
Revisión del 15:03 19 nov 2015 de Johanna Forero (discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar
Gajdusek, Daniel Carleton (Premio Nobel de Medicina en 1976)
Foto: Wikipedia commons, sin autor.

Recibió el Premio Nobel por: sus descubrimientos sobre nuevos mecanismos del origen y diseminación de enfermedades infecciosas.

Importancia de la investigación galardonada: existen más de 500 enfermedades infecciosas en el mundo. Ellas han causado constante morbilidad y letalidad en la raza humana. Solo se dispone de vacunas contra una veintena de ellas, las más frecuentes patologías son: dengue, gripe, hepatitis A, B, C, herpes, malaria, mononucleosis, parotiditis, poliomielitis, rabia, resfriado común, rubéola, sarampión, tuberculosis, sida, varicela y viruela.


(Nació el 9 de septiembre de 1923 en Nueva York, Estados Unidos; murió el 12 de diciembre de 2008 en Tromsø, Noruega.)

Médico, fue hijo de Karol Gajdusek. Estudió en las universidades de Rochester y Harvard, donde se doctoró en 1946. Realizó investigaciones de postdoctorado en la universidad de Columbia, Harvard y el Instituto de tecnología de California. Trabajó en el Centro Médico Walter Reed, Washington, desde 1952; en el Instituto Eliza Hall de Melbourne, Australia, desde 1955 y en el Instituto Nacional de Sanidad de Bethesda a partir de 1959. En 1957, mientras laboraba en Australia, encontró, junto con Vincent Zigas una rara enfermedad, la llamada muerte de la risa que afecta únicamente a ciertas tribus papúes de Nueva Guinea. En lengua fore, la enfermedad se llama kuru palabra que significa temblores, tratándose de una afección nerviosa degenerativa. La teoría quedó constatada cuando unos chimpancés a los que se inyectó tejido cerebral de enfermos de kuru contrajeron la enfermedad. Aunque no pudo encontrar el microorganismo causal postuló que se trataba de un virus lento, capaz de permanecer inactivo durante veinte o treinta años. Hay otras enfermedades relacionadas con esta como la de Creutzfeldt-Jakob, el insomnio familiar letal, la encefalopatía espongiforme vacuna (locura de la vaca) y el scrapie o prurito lumbar, que afecta al ganado ovino. En 1982, Stanley B. Prusiner propuso que no se deben a un virus, sino a una partícula proteínica infecciosa (un prión) que la diferencia de los virus no contiene ácidos nucléico (Alfonseca, 1999). En 1976, fue galardonado con el Premio Nobel de Fisiología o Medicina, que compartió con Baruch S. Blumberg, por sus trabajos sobre la transmisión de las enfermedades infecciosas. Falleció en Ámsterdam a la edad de 85 años.